8 Cosas que Debes Saber Sobre la Vaginoplastia

8 Cosas que Debes Saber Sobre la Vaginoplastia

La vaginoplastia es un procedimiento cuyo objetivo es el de devolver el tono muscular a la vagina que lo ha perdido, reduciendo el diámetro de la vagina. Esta es una lista de 8 cosas que es importante saber al estar considerando la vaginoplastia como opción:

1. Recientemente la vaginoplastia ha ganado popularidad como una opción para mujeres que desean incrementar la confianza en su propio cuerpo, así como revertir la flacidez asociada a un parto, a una episiotomía o al envejecimiento. Se considera que la reducción del diámetro de la vagina también puede asociarse con un incremento de fricción al momento de las relaciones sexuales.

2. La vaginoplastia ha despertado controversias; sus detractores señalan que esta operación por sí misma no es capaz de incrementar la satisfacción sexual, ya que ésta es un fenómeno multifactorial con ingredientes tanto fisiológicos como psicológicos y sociales. Sin embargo, otros argumentan que la confianza de la mujer en su anatomía por sí misma es un factor que puede incidir significativamente en una relación sexual satisfactoria.

3. La vaginoplastia debe ser realizada por un especialista; en general, no se considera dentro del área de especialidad de un cirujano plástico. Como especialista en piso pélvico y el área vaginal, lo más indicado sería acudir con un uroginecólogo con entrenamiento en cosmetología ginecológica.

4. Si estas considerando la vaginoplastia como opción, es importante que hables abiertamente con tu médico acerca de tus inquietudes, dudas y sobre todo, acerca de tus expectativas.

5. La vaginoplastia es una de las cirugías que se agrupan bajo el concepto de “rejuvenecimiento vaginal”, “estética vaginal” o “cosmetología ginecológica”, junto con otros procedimientos como la labioplastía, reducción del capuchón del clítoris y/o amplificación del punto G.

6. La vaginoplastia se puede realizarse con anestesia local y el procedimiento toma alrededor de una o dos horas. En general, se maneja como cirugía ambulatoria y la paciente egresa después de la cirugía a recuperar a su casa.

7. A pesar de ser un procedimiento relativamente sencillo, la vaginoplastia, como cualquier otra cirugía, presenta ciertos riesgos: sangrados, hematomas, infección, dehiscencia de las suturas entre otros. Lograr la amplitud de la vagina que requiere la paciente se valora en forma individual ya que si no se logra puede causar dolor en la relacion o no obtener los resultados deseados. Debes discutir todos los riesgos con tu especialista antes de tomar la decisión de realizar una vaginoplastia.

8. Los cuidados post operatorios pueden incluir un período de 6 a 8 semanas de “reposo pélvico” durante el cual la paciente debe abstenerse de tener relaciones sexuales, realizar esfuerzos excesivos, utilizar ropa muy ajustada y otros cuidados. En general, es posible retomar las actividades cotidianas dentro de los siguientes 4 a 7 días.