Himenoplastía

Himen y virginidad

La virginidad de una mujer es valorada por razones religiosas, sociales y hasta a veces económicas. El himen es una membrana compuesta de tejido fibroso y elástico la cual cubre parcialmente la entrada de la vagina. Aunque la función biológica del himen es todavía desconocida,> a nivel social tenía y aun tiene mucho peso en varias culturas como símbolo de “virginidad”. Es por esta razón, actualmente que las mujeres que solicitan la cirugía de himenoplastia se debe principalmente por razones éticas, culturales o religiosas. Cuando el himen se rompe, ocurre un leve sangrado lo cual es usualmente el resultado de la primera experiencia sexual de una mujer.

La cirugía se realiza con anestesia local, toma aproximadamente de 45 minutos a 1 hora, y se puede realizar pocos días antes del matrimonio.

Es importante saber que el himen también se puede romper en caso de realizar algunos ejercicios como andar en bicicleta o practicar spinning, gimnasia, equitación, el colocarse un tampón, algún traumatismo indirecto, etc. La himenoplastía es un procedimiento quirúrgico que repara y reconstruye esta membrana rota que cubre la entrada de la vagina; es así como mediante este procedimiento llamado “HIMENOPLASTIA”, se devuelva esa virginidad a la mujer.

La cirugía de himenoplastia

La cirugía consiste en reconstruir los remanentes o restos del himen ya roto y mediante unas suturas finas las cuales se absorben con el tiempo se crea así un nuevo himen. También se puede realizar mediante una pequeña sección de la mucosa de la pared vaginal para formar el himen cuando los restos de la membrana son insuficientes. Esta cirugía se realiza con anestesia local en un lugar estéril; el tiempo que toma la cirugía es de aproximadamente 45 minutos a 1 hora, y se puede realizar pocos días antes del matrimonio.

Después de la cirugía, deberá descansar por lo menos 24 horas seguidas, sin embargo, usted podrá caminar durante este tiempo. Es natural que en las primeras 48-72 horas se presente un poco de sangrado. No es necesario preocuparse de los puntos ya que se utilizan hilos o suturas absorbentes que al paso de los días se llegan a caer solas o bien se reabsorben. Al mismo tiempo el nivel de inflamación es mínimo y cualquier tipo de cicatrices que puedan presentarse son muy pequeñas y se vuelven poco evidentes al paso del tiempo.

Es muy importante saber que después de esta cirugía usted debe de evitar cualquier tipo de actividad sexual por al menos un mes o bien el tiempo que el medico le recomiende.

¿Quieres más información sobre la Himenoplastía?

Comunícate Aquí para recibir más orientación